fortattoolovers.com

TATUAJES ÍNTIMOS: tatuajes en la vagina





Los tatuajes en las partes íntimas no son los más populares, o eso es lo que tiende a creer la mayoría de la gente. Pero te sorprendería saber la cantidad de gente que se decide a tatuarse en la vagina. Que las mujeres resisten mejor al dolor es un hecho probado científicamente porque es precisamente la naturaleza del cuerpo humano la que está predispuesta a un mayor sufrimiento, como por ejemplo el del parto.

Estos tatuajes son para las más atrevidas, y que no temen al dolor al tatuarse porque, obviamente, son zonas muy sensibles, aunque comparado con un tatuaje en los genitales masculinos, no es tan complicado ni doloroso.


Tatuajes en la vagina: la última tendencia

Para algunas personas, tener tatuajes en lugares ocultos no es una necesidad, sino una opción como cualquier otra, hay quienes viven los tatuajes como algo íntimo y para mostrarlo tan solo a la gente con quien tiene una complicidad o relación de confianza especial. El género, no tiene ninguna importancia en este sentido, ya que los tatuajes en el pene y en la vagina están igualmente extendidos y, por supuesto, en muchos de los casos son un gesto provocativo, lo que demuestra personalidades extremadamente extrovertidas.


Características de los tatuajes en la vagina

En primer lugar, hay que tener en cuenta que, a excepción de los intentos desastrosos, no hay tatuajes hechos directamete a la vagina (para que se entienda mejor, ni en los labios grandes ni en los pequeños) y las razones científicas son dos: que es una zona con gran fricción con la ropa interior y con los fluidos propios de la vagina, lo que hace difícil que el color de adhiera a la piel y, por otro lado, que no es una superfície totalmente plana, y por lo tanto es muy dificil de tatuar. De hecho, cuando hablamos de tatuajes vaginales, nos referimos a tatuajes entre el interior del muslo y la ingle, o en el Monte de Venus.



Además de ser más cautelosa de lo habitual, si quieres un tatuaje en la vagina, debes tener en cuenta que los tatuajes que se hacen normalmente en la piel, al principio, necesitan un contacto justo con la luz y humedad, ya que es una herida que se tiene que curar, por lo que la cicatrización de los tatuajes a la vagina es más larga. Además, deberás usar ropa interior de lino de algodón o otros tejidos que no sean agresivos con la piel. Sin embargo, a pesar de ubicarse en una parte íntima, estos tatuajes son normales de cara a su ejecución y cura por lo que no hay riesgos o contradicciones particulares, tan solo tener mayor cautela y paciencia que con otros tatuajes.


  • Tatuaje de gato
  • Tatuaje de diamantes